How projects help students learn more deeply

How projects help students learn more deeply

Dear Summit families, 

Now that the school year is underway, we are excited to begin sharing our regular Summit Foundations biweekly newsletters! Every other Thursday you will receive emails like this one, focusing on how Everest is preparing your student, and tips for how to support their success. We welcome your feedback and look forward to helping your student reach their fullest potential.

Earlier this month, we celebrated Back to School Night, where the Everest community got to know one another and share what to expect this year. We are thankful for the opportunity to connect and discuss the important work ahead of us. During Back to School, we shared more about our dedication to project-based learning and how it will help your student develop, refine and improve their interdisciplinary, higher-order thinking – or cognitive –  skills. At Summit we refer to these as the 36 Universal Skills.

When looking at your student’s daily schedule, you’ll see blocks of time dedicated to projects in core subjects like English, Math, History, and Science. These blocks underscore the significance of how project time, and the learning science behind it, prepares students both in and beyond the classroom. Research shows that hands on learning through real world problem solving, using strategies that drive students to ask questions and dig deeper until they find solutions has a profound learning impact. So that is how Summit students spend the majority of their time.  When students are engaged in project time, they are actively learning content and the higher level skills that will set them up for success in life.

Students truly develop universal skills best when they are practiced in multiple contexts and across disciplines.  For example, in a more traditional physics classroom, students learn the formula for motion through a lecture and apply it in a word problem. In a project-based learning classroom, students might be instructed to create a launching apparatus. They still learn the formula for motion, but they then apply that formula to get their mechanism to hit a target and attain a deeper understanding of the how and the why at the heart of these big ideas.

One way to tell that students are developing these critical skills is when they demonstrate that they can “transfer” an idea or concept learned in one context and apply it to a new setting. Educational experiences like Summit projects, that require students to take an active role in their own learning and that emphasize communication and an awareness of their own thought processes, are proven to develop this skill.

Our projects and the school time dedicated to them are designed with all of this learning science in mind to make sure they have all the elements needed to help students achieve. Every chunk of time in a Summit student’s day is designed to foster student success by maximizing the amount of time students spend learning content and mastering skills. This will enable them to not only succeed in class, but to become lifelong learners ready to face the challenges of the 21st century.

 

Estimadas familias de Summit,

Ahora que el año escolar está en marcha, ¡estamos entusiasmados de comenzar a compartir nuestros boletines quincenales regulares de Summit Foundations! Cada dos jueves recibirá correos electrónicos como este, centrándose en cómo Summit Everest está preparando a su estudiante y consejos sobre cómo apoyar su éxito. Agradecemos sus comentarios y esperamos ayudar a su estudiante a alcanzar su máximo potencial.

A principios de este mes, celebramos la Noche de Regreso a la Clases, donde la comunidad de Summit Everest se conoció y compartió qué esperar este año. Estamos agradecidos por la oportunidad de conectarnos y discutir el importante trabajo que tenemos por delante. Durante el regreso a la escuela, compartimos más sobre nuestra dedicación al aprendizaje basado en proyectos y cómo ayudará a su estudiante a desarrollar, refinar y mejorar sus habilidades interdisciplinarias, de orden superior o cognitivas. En Summit nos referimos a estos como las 36 Habilidades Universales.

Al mirar el horario diario de su estudiante, verá bloques de tiempo dedicados a proyectos en materias básicas como inglés, matemáticas, historia y ciencias. Estos bloques subrayan la importancia de cómo el tiempo del proyecto, y la ciencia del aprendizaje detrás de él, prepara a los estudiantes tanto dentro como fuera del aula. La investigación muestra que el aprendizaje práctico a través de la resolución de problemas del mundo real, el uso de estrategias que llevan a los estudiantes a hacer preguntas y profundizar hasta encontrar soluciones tiene un profundo impacto en el aprendizaje. Así es como los estudiantes de Summit pasan la mayor parte de su tiempo. Cuando los estudiantes participan en el tiempo del proyecto, están aprendiendo activamente el contenido y las habilidades de nivel superior que los prepararán para el éxito en la vida.

Los estudiantes realmente desarrollan habilidades universales mejor cuando se practican en múltiples contextos y en todas las disciplinas. Por ejemplo, en un aula de física más tradicional, los estudiantes aprenden la fórmula del movimiento a través de una conferencia y la aplican en un problema de palabras. En un aula de aprendizaje basada en proyectos, los estudiantes podrían recibir instrucciones para crear un aparato de lanzamiento. Todavía aprenden la fórmula para el movimiento, pero luego aplican esa fórmula para lograr que su mecanismo llegue a un objetivo y lograr una comprensión más profunda del cómo y el por qué en el corazón de estas grandes ideas.

Una forma de saber que los estudiantes están desarrollando estas habilidades críticas es cuando demuestran que pueden “transferir” una idea o concepto aprendido en un contexto y aplicarlo a un nuevo entorno. Se ha comprobado que las experiencias educativas, como los proyectos Summit, que requieren que los estudiantes asuman un papel activo en su propio aprendizaje y que enfatizan la comunicación y la conciencia de sus propios procesos de pensamiento, desarrollan esta habilidad.

Nuestros proyectos y el tiempo escolar dedicado a ellos están diseñados con toda esta ciencia del aprendizaje en mente para asegurarnos de que tengan todos los elementos necesarios para ayudar a los estudiantes a alcanzar. Cada porción de tiempo en el día de un estudiante de Summit está diseñada para fomentar el éxito de los estudiantes al maximizar la cantidad de tiempo que los estudiantes pasan aprendiendo contenido y dominando habilidades. Esto les permitirá no solo tener éxito en clase, sino convertirse en aprendices de por vida listos para enfrentar los desafíos del siglo XXI.